963 81 39 81

oferta kit solar autoconsumo

El autoconsumo es una modalidad de instalaciones fotovoltaicas donde seguimos conectados a la red de distribución eléctrica y obtenemos un ahorro en el consumo mediante la producción solar. ¿Cómo se puede autoconsumir con el Real Decreto de Autoconsumo (RD 900/2015)?
Tipos: Kit solar autoconsumo directo, autoconsumo con baterías, autoconsumo con inyección 0 a red.

Kits solares Autoconsumo

Artículos 1 a 16 de 17 totales

Página:
  1. 1
  2. 2
por página
Configurar sentido descendente

Artículos 1 a 16 de 17 totales

Página:
  1. 1
  2. 2
por página
Configurar sentido descendente

 

¿Qué son los kits solares de autoconsumo?

Hablamos de instalaciones solares de autoconsumo aquellas que utilizan una instalación solar para autoconsumir la energía generada y que al mismo tiempo están conectadas a la red de distribución eléctrica. De este modo conseguimos un ahorro en la factura de la luz mientras que tenemos la seguridad de la continuidad del suministro que nos proporciona la red eléctrica.

Quedan fuera del autoconsumo las instalaciones fotovoltaicas aisladas, que a pesar de que son nombradas por muchos como instalaciones de autoconsumo porque autoconsumes lo que produces, los profesionales del sector reservamos este término a las instalaciones interconectadas a la red eléctrica, es decir, instalación solar más conexión a red. Y por lo tanto, las instalaciones fotovoltaicas sin conexión a red son nombradas instalaciones aisladas.

 

¿Qué tipos de instalaciones de autoconsumo existen?

Dentro del autoconsumo fotovoltaico, que recordamos son aquellas instalaciones solares interconectadas con la red eléctrica, podemos encontrar 3 tipos de instalaciones de autoconsumo:

Kit Autoconsumo solar directo: Son instalaciones solares compuestas por paneles solares e inversores de conexión a red, donde los inversores pueden ser inversores de conexión a red centrales o microinversores 1 por cada panel solar e instalados debajo del mismo panel solar. La inversión en este tipo de instalaciones solares de autoconsumo es pequeña ya que no requiere baterías. El ahorro se produce al consumir energía directamente de los paneles solares mientras coincide el consumo en la vivienda y la producción solar. En los casos que el consumo de la vivienda es superior a la producción solar se cogerá energía de la red eléctrica para suplir la demanda. Cuando la producción solar es superior al consumo de la vivienda la energía sobrante será entregada a la red, proceso llamado inyección o vertido a red.

Normalmente este tipo de instalaciones está orientado a la eliminación de los consumos de standby de la vivienda y suelen ser de un número pequeño de paneles solares. El ahorro producido es pequeño pero también lo es la inversión económica. Al no tener baterías, la energía excedente no la aprovechamos por lo que no es conveniente producir mucha más de la que vamos a necesitar durante las horas de sol. Actualmente la compañia de distribución eléctrica está solicitando un estudio energético para legalizar estas instalaciones.

Kit Autoconsumo solar con inyección cero: Estas instalaciones son idénticas a las anteriores pero con un dispositivo capaz de evitar el vertido de energía a la red. Mediante un vatímetro se controla el consumo de la vivienda y la producción solar para determinar cuando se va a inyectar en la red. El inversor recibe la información y controla la producción solar modificando el mppt para adecuar la producción solar al consumo y evitar que haya excedentes.

Este tipo de instalaciones necesitan inversores de conexión a red centrales, (con microinversores no se pueden conectar dispositivos de inyección cero), un mínimo de 6 paneles solares y sin límite de máximo. Están destinadas a cubrir gran parte del consumo diurno de una vivienda, por lo que normalmente se compaginan con tarifas eléctricas con discriminación horaria donde pagamos menos por la luz nocturna y cubrimos la demanada energética con la producción solar. Al no tener vertido a la red, estas instalaciones se pueden legalizar sin necesidad de pagar el estudio energético que exige la compañía eléctrica.

Kit Autoconsumo solar con baterías: Estas instalaciones solares están compuestas por paneles solares, inversores de conexión a red o gestores energéticos y baterías. La producción solar abastece directamente los consumos diurnos de la vivienda y en caso de haber excedente de producción solar la energía es almacenada en la batería para su posterior uso durante las horas nocturnas. Solamente cuando no hay producción solar y las baterías están descargadas se utilizará energía de la red eléctrica. Nunca se utilizará energía de la red para cargar las baterías ya que sería ineficiente. Están orientadas a abastecer casi el 100% del consumo total de la vivienda. No se produce vertido a la red por lo que no se necesita del estudio de la compañía de distribución eléctrica.

El inversor de conexión a red utilizado en estas instalaciones es capaz de gestionar el suministro a la vivienda, la producción solar, las baterías y la red eléctrica, por eso también son conocidos como gestores energéticos o inversores híbridos. Normalmente estos inversores trabajan con baterías gel o agm de tensiones muy elevadas, O como los nuevos inversores Fronius con baterías de litio.

Autoconsumo solar AC-Couplig: Dentro del autoconsumo solar con baterías podemos encontrar sistémas más versátiles y económicos formados por 2 inversores, 1 de conexión a red y 1 de aislada. En este tipo de instalaciones solares los paneles solares se conectan al  inversor de red que transforma la corriente en alterna para ser utilizada en la vivienda sin necesidad de pasar por el inversor de aislada ni la batería y por lo tanto con eficiencias del 98% de los inversores de red. En caso de haber mayor producción solar, la energía excedente pasa por el cargador del inversor de aislada para cargar la batería, en este proceso sí que entra el inversor de aislada por lo que la eficiencia baja. En caso de fallo de red el sistema puede funcionar de forma autónoma así como también se pueden cargar las baterías desde la red eléctrica.

El AC-coupling es muy utilizado en instalaciones aisladas con consumos elevados donde se requiere muchos paneles solares. Los inversores de conexión a red poseen MPPT capaces de albergar un gran número de paneles a bajo coste, al contrario que sucede con los reguladores MPPT normales que están limitados a 8 o 10 paneles solares y son necesarios 2 o más reguladores en instalaciones grandes encareciendo su coste. Todo el consumo que se abastece directamente de la producción solar es servido por el inversor de conexión a red con eficiencias cercanas al 98% por lo que el rendimiento global de la instalación es mejor que cuando se utilizan inversores de aislada.

Con la llegada del autconsumo, el AC-coupling es una solución ideal para pasar del contrato con la compañía eléctrica a ser totalmente autosuficiente en 3 pasos.

Paso 1: Primeramente se instala la mitad de la instalación AC-coupling, solamente los paneles solares y el inversor de conexión a red. Al no instalar las baterías la inversión es muy económica y obtendremos el ahorro de los consumos de nuestra vivienda que coincidan con la producción solar, al mismo tiempo utilizaremos tarifas con discriminación horaria para pagar el mínimo posible por la luz que consumamos de la red durante las horas nocturnas.

Paso 2: El siguente paso es la instalación del inversor-cargador de aislada y las baterías. Los inversores-cargadores de aislada llevan mucho tiempo en el mercado y son mucho más económicos que los gestores energéticos, pueden utilizar tensiones de baterías de 12V, 24V y 48V mucho menores que los 96V o 400V necesarios en los gestores energéticos y además tecnologías de baterías más económicas y competitivas que las baterías de litio o las gel. En este punto podremos cubrir prácticamente el 100% de la demanda energética de la vivienda.

Paso 3: Si ya somos prácticamente autosuficientes, ¿por qué seguir pagando la factura de la luz? El último paso es acondicionar nuestro consumo para evitar consumir de la red eléctrica y una vez ahí tan solo hay que desengancharse de la red!

Hoy en día es difícil pensar que somos capaces de cubrir toda la demanda energética de nuestra vivienda con una instalación solar, pero posiblemente deberíamos pensar al revés, deberíamos pensar que estamos consumiendo mucho más de lo que deberíamos o incluso de lo que necesitamos. El futuro pasa por las renovables y más tarde o más temprano será carísimo no ser autosuficiente. Sé tu el cambio!

Uso de cookies . Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.