Eco-noticias
Inicio » Mundo mejor » 10 razones para decir ‘Nucleares NO, Gracias’

10 razones para decir ‘Nucleares NO, Gracias’

La próxima semana  se cumple el segundo aniversario del accidente nuclear de Fukushima.

nucleares no graciasDespués del desastre, y teniendo en cuenta en enorme potencial que en nuestro país tienen las energías renovables, parecería lógico pensar que nuestros gobernantes trabajan en el cambio de modelo energético, actuando de manera responsable  para no derivar los problemas de dependencia energética, contaminación ambiental, residuos radiactivos y riesgos nucleares a las futuras generaciones.

Y parecería ilógico pensar que nuestros políticos miran hacia otro lado, apoyan a las nucleares, prorrogan autorizaciones para que sigan funcionando viejas e inseguras centrales e impidien a las renovables su lógica y necesaria implantación y evolución en aras de un modelo energético sostenible, renovable y eficiente. Parecería ilógico e irresponsable, pero es lo que está sucediendo. Es lo que nuestros políticos están haciendo.

Desde MONSOLAR decimos “nucleares no, gracias” por estas diez razones:

1.- Es muy peligrosa: La probabilidad de accidente nuclear grave ha aumentado en los últimos años debido al envejecimiento de los reactores, a que los propietarios de las centrales tratan de maximizar beneficios a costa de reducir los márgenes de seguridad, y al riesgo de catástrofe natural o ataque terrorista: Chernóbil o Fukushima son dos tristes ejemplos.

2.- Es la más sucia: Las centrales nucleares generan residuos radiactivos cuya peligrosidad permanece durante decenas de miles de años y cuya gestión, tratamiento y eliminación son cuestiones que no están resueltas aún. Además, en su funcionamiento rutinario, emiten al medio ambiente radiactividad en forma líquida y en forma gaseosa. La contaminación está ahí, aunque no la podemos sentir, tocar, oler, oír o ver. La vida media del plutonio-239 es de 24.000 años y la del plutonio-240 de 2.130.000 años. Un gramo de plutonio-239 puede llegar a producir cáncer a más de 1 millón de personas.

3.- Es la que menos empleo genera por unidad de energía producida, menos que cualquier energía renovable.

4.- Es una energía muy cara: Necesita grandes ayudas estatales para poder existir. El coste de la gestión de residuos radiactivos en España, según la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA), será de más de 13.000.000.000€ sólo hasta 2070.

5.- No es necesaria: Los casos de Alemania y Suecia permiten comprobar que, si hay voluntad política, es posible abandonar la energía nuclear al tiempo que se reducen las emisiones de CO2 en cumplimiento con el protocolo de Kioto. Alemania es líder mundial en energía eólica y posee una potencia solar fotovoltaica instalada 15 veces mayor que la de España, a pesar de tener una irradiación solar media mucho menor que la nuestra.

6.- No es la solución al cambio climático: Por cada euro invertido en medidas de ahorro y eficiencia energética se logra reducir siete veces más emisiones de CO2 que si ese mismo euro se invirtiese en construir centrales nucleares. Considerando el ciclo completo de las tecnologías de generación eléctrica no fósiles (nuclear y renovable), por cada kWh producido, la energía nuclear emite más CO2 que cualquiera de las energías renovables debido a que en todas las etapas del ciclo nuclear se consumen grandes cantidades de combustibles fósiles.

7.-No genera independencia energética: En la mayoría de las fases del ciclo nuclear, España tiene una total dependencia del exterior: en la importación del uranio, en el diseño de reactores, en las patentes para la fabricación de los elementos combustibles, etc.

8.- También se acaba: Las reservas de uranio-235 (el combustible de los reactores nucleares) servirán sólo para unas pocas décadas más al ritmo de consumo actual, para los 439 reactores actualmente en funcionamiento en todo el mundo.

9.- No tiene respaldo social: La inmensa mayoría de los ciudadanos españoles rechazamos esta forma de producir electricidad. El 57% se opone frontalmente  a la utilización de la energía nuclear y sólo el 24% está a favor, según el último Eurobarómetro de la Comisión Europea.

10.- Contribuye a la proliferación de armas: Los pretendidos usos pacíficos de la energía nuclear propician el desvío de materiales nucleares para la fabricación de armas atómicas o con fines terroristas, lo que mina los esfuerzos para la necesaria eliminación definitiva de las armas nucleares. El plutonio para fabricar armas atómicas se obtiene de  los residuos generados en una central nuclear. Países como India, Pakistán o Corea del Norte ya han desviado estos materiales para la fabricación de armas atómicas.

nucleares no gracias2Lamentablemente son muchos los intereses económicos que se esconden en esta industria y mucho el dinero que destinan a hacer campaña política y publicidad a gran escala.

En nuestra opinión la energía nuclear es incompatible con un modelo energético sostenible: no es económicamente eficiente, ni socialmente justa, ni medioambientalmente aceptable.

¿Qué opinas tú?

Pásate a la energía solar: Kits solares fotovoltaicos

Acerca de Raül Carbonell

En el 2001 me subí a la montaña más alta de América para hacer un concierto en favor de la energías renovables y la paz en el Mundo. Quiero contribuir a convertir este planeta en un lugar más justo, habitable y respetuoso con el Medio Ambiente. Creo que el más pequeño de los gestos es más importante que la mayor de las intenciones. Y trabajo por ser el cambio que quiero ver en el Mundo, como dijo Gandhi.

3 Comentarios

  1. lucia ruiz rodriguez

    Por ejemplo la tragedia de Japón ha despertado la solidaridad de todo el mundo por la perdida de miles de vidas humanas y de vastas regiones y ciudades de ese país debido al terremoto de magnitud 9 y el posterior tsunami que arrasó con importantes porciones de territorio japonés. Las redes, organizaciones y personas.

    Al mismo tiempo es altamente preocupante el impacto que ha causado el desastre natural en la central nuclear de Fukushima ocasionando explosiones y que ha llevado a una situación de grave riesgo por la liberación de material radiactivo, situación que puede empeorar si se fusionan los elementos del núcleo de esta planta por sobre calentamiento. También están en peligro otras dos plantas nucleares en situaciones de riesgo en Onagawa y Tokai. El gobierno japonés se ha visto obligado a apagar al menos 11 centrales nucleares con el objetivo de prevenir más desastres lo que ha dejado sin suministro de electricidad a más de 6 millones de personas. 200.000 personas ya han sido evacuadas para prevenir una posible exposición a los efectos nocivos de un accidente nuclear y ya se están tomando medidas de salud pública con la población expuesta.También como los derrumbes en Río de Janeiro que hace poco pusieron en amenaza centrales nucleares instaladas en la zona debiendo ser paradas hasta que se estabilice la situación. Esta vulnerabilidad global debe ser considerada adicionalmente, pero sobre todo se debe ser consciente de que la tecnología y el dinero no salvaran vidas una vez producidas las tragedias.

  2. lucia ruiz rodriguez

    Esta trágica situación nos alerta UNA VEZ MAS sobre el enorme peligro que significan las instalaciones nucleares para la supervivencia y seguridad del planeta y nos recuerdan la resistencia de activistas japoneses que hace 40 años se negaron a la construcción de estas plantas. Hoy el mundo está cambiando, no solo por los riesgos de desastres naturales sino por los riesgos a los que estamos sometidos por impactos del cambio climático que ha producido grandes inundaciones, deslaves y alteraciones severas en la habitabilidad del planeta.

    La crisis climática y la necesidad de energía han dado lugar a que sobre todo las grandes corporaciones y los países desarrollados, hablen de la energía nuclear como energía alternativa limpia y sostenible. Los propios proyectos del Banco Mundial sobre energía consideran a ésta como una importante posibilidad así como las grandes hidroeléctricas. Cada vez queda más claro que estas son falsas soluciones que sólo aumentan el peligro y la vulnerabilidad de la humanidad frente a los cambios globales.

    La energía nuclear se está proponiendo como una fuente de energía alternativa y “limpia” en las negociaciones de cambio climático, pero está demostrado que puede quedar fuera de control tanto técnico como humano y afectar a millones de personas y en particular a las próximas generaciones por su potencial efecto nocivo en la vida. Y otros deben considerar muy seriamente el uso de la energía nuclear por su peligrosidad.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

*

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad