Eco-noticias
Inicio » Autoconsumo » El autoconsumo solar en Alemania

El autoconsumo solar en Alemania

Con la mayor capacidad fotovoltaica de Europa, Alemania ha comenzado a almacenar el exceso de energía solar para mejorar el uso local. El año pasado, el 41% de todas las nuevas instalaciones de autoconsumo solar estaban equipadas con baterías de emergencia, un récord mundial. Aunque el almacenamiento residencial sólo puede tener un papel limitado en Alemania debido a una red eléctrica altamente fiable, a nivel mundial la iniciativa alemana podría proporcionar grandes beneficios, por ejemplo, para contrarrestar el aumento previsto de uso de aire acondicionado. “Una vez más, Alemania está poniendo a prueba una estrategia de energía renovable que en última instancia beneficiará al resto del mundo más que los propios alemanes”, escribía hace unos días el consultor independiente Jeffrey Michel en el portal The Energy Collective.

autoconsumo_solar_alemania.jpg

1,5 millones de instalaciones fotovoltaicas en Alemania proporcionan al país una capacidad de generación de 40 gigavatios (GW), cuatro veces superior a la capacidad nuclear de 10,8 GW, que irá cerrándose poco a poco entre finales de 2017 y 2022. La generación solar sólo ofrece 940 horas de electricidad al año a carga completa. Su alta capacidad actualmente cubre el 7,5% del consumo de electricidad de Alemania, en comparación con el 14% de la generación nuclear (en 2015). Sin embargo, el autoconsumo solar tiene una ventaja particular sobre la generación nuclear centralizada, en que no necesita transmisión a larga distancia para servir a los mercados locales. Esta es una consideración importante en los estados del sur de Baviera y Baden-Württemberg, donde serán retirados cinco de los restantes ocho reactores nucleares del país.

Récord de autoconsumo solar

Los sistemas solares autónomos fuera de la red son caros, pero con el almacenamiento parcial en los sistemas conectados a la red se obtiene una mejora en la economía de sus propietarios y de las compañías eléctricas. El Programa de Subsidio de Energía Renovable de Almacenamiento del Banco de Desarrollo KfW organiza préstamos federales de bajo interés y la asistencia de recuperación que cubre hasta el 25% de los gastos de inversión requeridos. KfW ha determinado que el 41% de las nuevas instalaciones solares de Alemania en 2015 incluían el almacenamiento en baterías, en comparación con menos del 14% del año anterior. Este nivel de adopción probablemente constituya un récord mundial del almacenamiento de energía solar.

Desde 2013, han sido aprobadas 43.000 aplicaciones de sistemas de autconsumo solar con almacenamiento – 19.328 de ellas solo en 2015-. Como se refleja en el mapa, muchas instalaciones ya han entrado en servicio. La mayor concentración se registra en Baviera y Renania del Norte-Westfalia, lo que refleja niveles de ingresos más altos y mayor consumo de electricidad.

Según una encuesta del KfW, más del 80% de los usuarios de almacenamiento lo hacen para ahorrar costes. Sólo el 20% han instalado sistemas solares en el techo con almacenamiento como precaución contra los apagones. En Alemania con su alta fiabilidad de la red, los consumidores no tienen ninguna necesidad de mejorar la fiabilidad del sistema. En cambio, los sistemas fotovoltaicos mejoran la eficiencia en la utilización de la red, ya que se reducen costosas intervenciones de la red y se reducen pérdidas de transmisión energéticas en el transporte.

El almacenamiento de la energía solar en todo el país apenas ha alcanzado para poco más de 200 MWh, potencia adecuada para alimentar 22.000 hogares. Sin embargo, KfW recibe entre 600 y 700 solicitudes adicionales de financiación cada mes.

Subvenciones a los sistemas de almacenamiento solar

El Gobierno federal de Alemania ha publicado los detalles del nuevo programa de apoyo a los sistemas de almacenamiento de energía solar. En ellos se establece que a partir del 1 de marzo de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2018, el gobierno alemán proporcionará soporte para la compra de baterías solares con una cantidad inicial de 500 euros por kWp de potencia fotovoltaica, lo que equivale al 25% de los costes admisibles.

El sistema de autoconsumo con almacenamiento en la batería permite que el usuario use su propia energía solar incluso cuando el sol no brilla. Para la red eléctrica, es un alivio, ya que la energía solar generada no debe ni generarse en una instalación centralizada ni ser transportada hasta el punto de consumo. Los estudios demuestran que los sistemas con almacenamiento de energía en baterías pueden reducir significativamente la necesidad de ampliar las redes de electricidad.

Mix de generación bruta de energía eléctrica Alemania 2015

El compromiso de Alemania con el autoconsumo solar ha superado los impedimentos que una vez parecían insuperables. Un año antes de la catástrofe de Fukushima en 2011, Alemania había vuelto a confirmar su política de eliminación progresiva de la energía nuclear, pero con un calendario prolongado en la década de 2030. También estaba prevista una extensa infraestructura de nueva generación de carbón y centrales eléctricas de lignito equipadas con CCS (captura y almacenamiento de carbono). En estas circunstancias, la energía solar parecía ser poco más que una fuente de electricidad de temporada principalmente adecuada para compensar durante el verano las ineficiencias de las centrales térmicas en refrigeración. En contraste con las promesas incumplidas en materia de captura y almacenamiento de carbono, la generación solar se ha convertido desde entonces en una actividad pujante.

Los 40 GW complementarios de fotovoltaica de Alemania actualmente representan el 16% de la capacidad instalada en el mundo.

En verano, la irradiación solar en los días laborables cubre hasta el 35% de la demanda eléctrica alemana, y casi el 50% los fines de semana.

Intervenciones de la generación renovable en Alemania hasta sept. 2015

En respuesta al problema de la congestión de la red, el gobierno alemán ha anunciado restricciones en las capacidades adicionales renovables. A partir de 2017, se requerirán subastas para todas las nuevas instalaciones de capacidad superior a 750 kW. Las licitaciones del autoconsumo solar montada en suelo no podrá exceder de un total de 600 MW cada año, mientras que las cifras reales podrían ser más bajas. Las subastas, que ya comenzaron para los parques solares en un programa piloto de 2015, se llevan a cabo por la Agencia Federal de Redes de acuerdo con la Sección 55 de la Ley de Energías Renovables. Para instalaciones más pequeñas, la vigente ley de 2014 se seguirá aplicando hasta que se alcance una capacidad solar total de 52 GW. En años anteriores, por el contrario, los pagos de las ayudas garantizadas se hicieron a las instalaciones independientemente del número y la capacidad.

Acerca de Noe Carpio

Estudié Ingeniería Industrial para conocer las tecnologías del sistema productivo actual que mueven el crecimiento. Y descubrí los impactos que se ocasionan sobre la biosfera así como los límites biofísicos. Ahora en Monsolar, veo la oportunidad de contribuir a un mundo de las personas más próspero y sostenible.

Un comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad